divendres, 9 d’octubre de 2009

Premio FAD 2009 de arquitectura a Ventura Trindade

   «Un edificio solitario y singular situado en medio de la nada, que funciona casi como una pieza simbólica». Así se ha referido Arcadi Pla, presidente del jurado de los Premios FAD (Foment de les Arts i el Disseny) a la Estación Biológica de Garducho, en Mourao (Portugal), del joven Joao Maria Ventura Trindade —colaborador durante casi una década en el estudio de Joao Luis Carrilho de Graça y con estudio propio desde 2003—, que acaba de obtener el premio en la categoría de Arquitectura. Levantado un metro por encima de la cota más elevada del terreno y organizado en torno a un gran patio central, el proyecto transforma tres construcciones existentes para lograr la mayor área construida con la menor afectación de suelo. Placas fotovoltaicas en la cubierta y un depósito de pluviales hacen posible la autosuficiencia energética e hídrica, necesaria dado el emplazamiento del edificio.
En la categoría Ciudad y Paisaje, ha sido premiado el Parque del Agua, del estudio barcelonés de Iñaki Alday y Margarita Jover, construido con ocasión de la celebración de la Expo 2008 en Zaragoza, que recupera la zona verde del meandro de Ranillas (véase AV Monografías 135-136). En Interiorismo el galardón ha sido para Francesc Rifé, de Barcelona, por el restaurante sevillano Gastromium, por la ‘originalidad, racionalidad y orden' con que consigue transformar un espacio mediante geometría, espejos y luz. Por último, en el apartado de Intervenciones Efímeras, el premio ha recaído en la atracción Miramiralls, en el parque de atracciones del Tibidabo, del estudio también barcelonés de Daniel Freixes, que consigue «manipular la percepción del espacio mediante la colocación precisa de espejos a lo largo de un recorrido, provocando un espacio mágico de perspectivas imposibles». 

www.venturatrindade.com

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada