dissabte, 3 d’octubre de 2009

27 viviendas de protección oficial para jóvenes en Barcelona




24-01

























Emiliano López y Mónica Rivera

27 Viviendas de protección oficial para jóvenes en Barcelona
Situación: C/Sant Adrià 35.Barcelona
Fecha proyecto: 2003
Fecha Terminación: 2007

Colaboradores: Florencia Grieco, Sandra Hernandez, Álvaro Solís, BIS Arquitectes (Estructura), PGI Grup (Instalaciones)
Aparejador: Rafael Huertes
Promotor/Propietario: Incasol. Institut català del sòl.
Contratista: Constructora d’Aro
Empresa constructora: Constructora d’Aro
Presupuesto total: 1.457.719 PEM
Superficie Construida: 2.550 m2
Costo E.M. m2c: 571.6






Memoria:
Se trata de un proyecto de veintisiete viviendas para jóvenes resultado de un concurso organizado por la Generalitat de Catalunya y el COAC para arquitectos menores de 40 años. Las viviendas para 1 o 2 personas de 45m2 se ubican en un solar trapezoidal en el barrio barcelonés de Sant Andreu.
Nuestra aproximación al proyecto fue comenzar desde adentro hacia afuera, prestando especial atención a las cualidades espaciales del interior de las viviendas.
Debido al bajo coste de construcción y que las viviendas son en régimen de alquiler, los materiales elegidos son lo más duraderos y económicos posible, trabajados de manera que resultaran lo más simple y fácil de ejecutar. Los suelos son de terrazo pulido, los forjados de prelosas de hormigón pintada y la estructura de hormigón armado pintada, las divisorias de cartón yeso y la cerrajería es en acero galvanizado.
La galería
Funcionando como amortiguador entre la calle y el estar y recuperando una tradición Barcelonesa, colocamos una pequeña galería en el extremo sur del estar. Ésta galería se genera entre dos superficies vidriadas y funciona como captador solar pasivo en el invierno. En verano, debido a la verticalidad de la incidencia solar, abriendo las lamas vidriadas exteriores y cerrando las puertas plegables interiores, la galería se transforma en un balcón.

El remanso
El acceso a las viviendas se da en los remansos de mayor profundidad que se generan entre lavadero y lavadero. Estos remansos o ampliaciones de la calle pública, se convierten en pequeñas terrazas exteriores. Se encuentran adyacentes a la cocina, y pueden ser apropiados por los inquilinos como extensión del apartamento, favoreciendo la interacción social y la idea de comunidad.

La ventana profunda
El muro que separa la cocina de la calle pública, alberga todas las conducciones verticales del edificio con el fin de ser fácilmente accesibles para mantenimiento, pero también para dar una profundidad exagerada a la ventana que comunica el interior con el exterior. El alfeizar de esta ventana de guillotina se convierte en una bandeja de acero galvanizado de 60cm de ancho, pudiéndose usar para pasar y colocar comida o bebidas directamente de la cocina a una mesa en el exterior.

Emiliano López y Mónica Rivera


Projecte exposat el 18/02/09:
*Jornada de conferències sobre noves propostes d'habitatge amb els arquitectesJoan Callís / Arturo Frediani / Emiliano López - Mónica Rivera.
Xavier Gracia.







2 comentaris:

  1. D'aquest projecte trobo molt interessant la planta baixa, si veieu alguna foto, veieu com el carrer entra a dins i hi fa el pàrquing per a bicis. L'entrada és més del carrer que de l'edifici; i, de qui és la planta baixa?, de l'edifici, o del carrer? I de qui ha de ser?

    ResponElimina