dilluns, 5 d’abril de 2010

"... cuatro actitudes que conviene ventilar." Félix Arranz.

Un article interessant de Felix Arranz al voltant del llibre del Llàtzer Moix que conté un comentari que segur que als estudiants us interessarà....

..."De estas tres cuestiones y de estas cuatro actitudes hablaremos en los próximos comentarios, de los que anticipamos ahora, ya, algo que Enric Miralles repetía insistentemente en las conversaciones que tuvimos ocasión de compartir en los primeros noventas: "nos hemos convertido en arquitectos firmones, del trabajo de los estudiantes en la escuela y de los arquitectos jóvenes en el estudio...", decía. Lo decía, alguien como él, abiertamente, hace veinte años, muy posiblemente impresionado por la potencia creativa o profesional de alguno de sus colaboradores.
Hoy ya no es suficiente con pensarlo ni con decirlo. "Así no se juega", que también era frase de Enric. Siendo real que el estudiante de arquitectura mantiene viva la épica del héroe, entre otros motivos porque sus recursos y objetivos son lógicamente limitados y le obligan a la soledad en muchas ocasiones, resulta inaceptable que dicha épica traspase las puertas de las escuelas y que bajo su protección se justifiquen hurtos y atropellos profesionales y sociales. En tiempos en que la oportunidad de un arquitecto puede ser única y de por vida convendrá que aprendamos a reconocer a cada cual lo que le corresponde y cesen admiraciones cínicas del tipo: "es un(a) excelente arquitecto, pero por su cuenta no va ni a recados, menos mal que lo(a) tengo en el estudio". Así ya no se puede jugar. Así se han quemado, posible, injusta y abusivamente, una, dos y hasta tres de las recientes generaciones de arquitectos españoles. Y no ha sido para bien de la arquitectura ni de la sociedad, sino para gloria de gente que la merece... y de gente que no. Y de esa gente querremos hablar."

link a l'article complet

1 comentari:

  1. D'això se'n diu explotació i competència deslleal. Generacions d'estudiants miraven de no acabar la carrera per mantenir la feina. Grans despatxos s'han format en l'absoluta il•legalitat. I quan algun era enxampat, amb 20 persones no contractades, tots callavem no fos que ens enxampessin a nosaltres. I això no era exclusiu de les 'stars', encara que aquests ho justificaven per raó de l'ARQUITECTURA. L'ARQUITECTURA té una funció social, sí, però comença a dintre casa. Es moment de tornar a començar.

    ResponElimina