dissabte, 4 de desembre de 2010

Iglesia san Antonio | Carrilho da Graça


Un proyecto muy interesante de uno de los arquitectos portugueses más interesantes....
Los edificios deberían ser simples y cálidos.
Visto desde el exterior, el edificio aparece como un volumen elemental formado por sus superficies blancas. El espacio principal está definido por la continuidad espacial que nos toma desde la calle y conduce repentinamente hacia la piedra de cuarzo, en su desnudez.
Primero el pórtico de entrada. Luego el patio, con dos rampas en los dos lados y las alas el centro comunitario. En el final, la iglesia misma – inesperadamente transparente debido a sus muros vidriados.
Otro patio crea un espacio de escenario para el recinto de la iglesia, compuesto por la piedra existente, aire, luz cenital, agua y plantas. Un espacio exterior abierto a la contemplación.
La sala de reunión de la iglesia es casi cuadrada en planta. El altar también es una mesa cuadrada. Estas formas estáticas y centradas permiten sentir, que esta celebración está realizada por un grupo de gente voluntariosa.
La extrema simplicidad del espacio, la forma arquitectónica y el diseño de todos los objetos, crean un sentido de “libertad” donde el caracter principal es la gente y los eventos.
La arquitectura debe realizar lo mínimo de la manera más intensa
link al proyecto en Plataforma Arquitectura

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada